AdministradorJudicial

La Comunicación de Créditos

Comunicación de Crédtos

Tan pronto se conozca que un cliente se encuentra en concurso de acreedores debe comunicarse adecuadamente el crédito que la propia compañía mantiene con el cliente deudor. Si ello no se realiza se corre el riesgo de que el crédito no sea reconocido en la lista de acreedores que emiten los administradores concursales.

La comunicación del crédito debe contener el concepto del mismo (por ejemplo, suministro de mercancía, servicio de transporte, etc.), la cuantía, la fecha de adquisición, el vencimiento, las características (litigioso, con condición suspensiva o resolutoria) y la calificación (según la clasificación que hemos detallado en la Fase Común Créditos.

Si se invoca un privilegio especial se deberán indicar los bienes o derechos afectos y, en su caso, sus datos registrales.

La comunicación deberá presentarse en el Juzgado, sin ser preciso para ello la intervención de abogado ni procurador, acompañando originales o copias autenticadas de los documentos acreditativos del crédito. Si se desea conservar los originales, deberán aportarse también fotocopias.

El plazo para la comunicación del crédito es de un mes desde la publicación del B.O.E. (quince días en procedimientos abreviados).

Es, pues, fundamental que la compañía tenga establecido un sistema de control que le permita conocer, con la debida antelación a la expiración del plazo para comunicar su crédito, la publicación de dichos anuncios.

Se podrá tener acceso a la información más relevante de las entidades concursadas a través del Registro Público Concursal, accesible gratuitamente a través de internet.